Make your own free website on Tripod.com

Papión Sagrado

Clasificación: Tienen la cara alargada y las manos son bien adaptadas para caminar no son tan largas como las de otros primates. Los papiones pertenecen a la familia de los Cercopitécidos, dentro del orden de los Primates

Los papiones son animales poderosos y agresivos, y su tamaño es similar al de un perro grande. Las mandíbulas son fuertes y alargadas, con lo que las fosas nasales quedan situadas en el extremo del morro (excepto en el gelada); los carrillos tienen grandes bolsas donde almacenan la comida, y los ojos están situados bastante próximos entre sí. Además, estos primates tienen arcos superciliares (localizados por encima de las cavidades de los ojos), muy pronunciados. Los papiones son capaces de diferenciar colores y tienen un sentido del olfato muy desarrollado. Se caracterizan por poseer piernas gruesas y robustas, y por tener en las nalgas unas zonas desprovistas de pelo, a menudo coloreadas, que se denominan callosidades isquiáticas. La cola suele ser corta, y cuando caminan la llevan arqueada y en alto.

La dieta de los papiones consiste en: gusanos, huevos, insectos, reptiles, cangrejos, moluscos, pequeños mamíferos, frutas y brotes jóvenes de plantas. Las poblaciones de papiones suelen estar constituidas por un número de individuos que oscila entre 30 y más de 100. Para comunicarse entre ellos emiten diferentes sonidos, que tienen un significado específico. Tras un periodo de gestación de unos 6 meses, la hembra da a luz una sola cría (raramente tiene gemelos); el recién nacido trepa hasta colocarse en el pecho de su madre con lo que queda en posición invertida cuando ésta se desplaza.

El papión de mayor tamaño es el chacma de Suráfrica, también conocido por el nombre de papión de cola de cerdo o papión negro; el color del pelaje es marrón-grisáceo o café, con un tinte verdoso a lo largo de la espalda. El macho adulto, que puede alcanzar un peso de 41 kg, es un luchador formidable contra los individuos de las tropas enemigas de papiones chacma.

El papión oliva vive en las sabanas de la región sub-sahariana desde Malí a Etiopía, y también está distribuido hacia el sur hasta el norte de Tanzania; también es posible verlo en varias regiones montañosas del desierto del Sahara. El pelaje es de color marrón o café, algo más oscuro que el del chacma.

El papión amarillo es nativo del oeste, centro y este de África, y su límite de distribución está en la región de Mashonaland, en Zimbabwe. Las distintas subespecies de estos papiones tienen el pelaje de color amarillo pálido y sus caras son negruzcas.

El papión hamadrías se encuentra en el norte de África y en el suroeste de la península Arábiga. También es conocido con el nombre común de papión sagrado debido a que fue deificado por los antiguos egipcios. La cara es de color rosáceo, tiene el hocico alargado y los machos poseen una melena larga que les cubre el cuello y los hombros.

El mandril es un gran papión de África occidental; posee una cabeza enorme dotada de barba y de una cresta de pelo bien visible. El dril es una especie que también se encuentra en el oeste de África; tiene un tamaño algo más pequeño que el del anterior pero es similar en cuanto al comportamiento, puesto que ambas especies son poco agresivas. A diferencia del resto de los papiones, el mandril y el dril habitan en zonas boscosas. El gelada tiene una dieta enteramente vegetariana (come hierba, raíces, bulbos, semillas y frutos), aunque puede comer pequeñas cantidades de alimento animal, sobre todo insectos. Su hábitat está constituido por los cortados de los barrancos del centro de Etiopía.